La campaña Cuenta atrás, nuestro futuro es ya entrega al presidente del Senado, a la presidenta del Congreso y a los portavoces de los grupos parlamentarios un manifiesto en el que se recogen 18 demandas básicas y urgentes que han de ser tenidas en cuentas a la hora de elaborar y aprobar políticas públicas.

Ante la cada vez mayor desigualdad y pobreza, la deriva autoritaria y represiva, el cambio climático, el racismo y el odio y el ataque a los derechos de las mujeres, 170 organizaciones y colectivos sociales han decidido unirse en el Manifiesto Llamamiento ciudadano. Cuenta atrás, nuestro futuro es ya.

En este documento se plasman 18 demandas básicas y urgentes para lograr mayores cotas de democracia, una economía al servicio de la gente, sostenible y justa, igualdad y justicia de género y garantía de derechos y respeto a la dignidad de las personas

Las 170 entidades adheridas han hecho entrega del manifiesto al presidente del Senado, Manuel Cruz,  a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y a los portavoces de los grupos parlamentarios. Además, han solicitado reuniones con todos ellos para poder  discutir en profundidad las propuestas recogidas en el mismo y que, para las organizaciones han de ser tenidas en cuentas a la hora de elaborar y aprobar políticas públicas en la presente legislatura.

Deja un comentario